Congreso Iberoamericano de Nutrición 2019 AIBAN Pamplona, reflexión

Hoy finaliza el Congreso Iberoamericano de Nutrición 2019 que se ha celebrado en Pamplona del 3 al 5 de julio. El último día me era imposible asistir, pero he estado las dos primeras sesiones al pié del cañón. Aunque mi asistencia inicialmente tenía como excusa la presentación de una comunicación en tamaño póster, como Dietista-Nutricionista (DN) tenía especial interés en presenciar un congreso específico de nuestra profesión y quería compartir algunas reflexiones.

Lo mejor

  • Organización. Los compañeros de la Academia Española de Nutrición y Dietética, saben preparar un congreso. Felicidades. Un acto de gran nivel, con una jornada de apertura impecable.
  • Programa. No es fácil encontrar un congreso en España en el que durante 3 días y muchas horas, la temática pivote en torno a la nutrición, en casi todas sus vertientes (la nutrición es una disciplina muy extensa y abarca desde clínica a restauración colectiva, deportiva, pediátrica…….). Se nota el esfuerzo por parte de la Academia de intentar cerrar un programa ambicioso, quizás demasiado, y será uno de las cosas que no me has gustado que comentaré más adelante.
  • La fuerza del DN. La presencia del DN es distintos ámbitos sanitarios en el panorama nacional es una realidad e irá a más. En un par de años he notado un salto cuantitativo y cualitativo en este sentido. He visto [email protected] DNs [email protected] (no he oido nada en relación al intrusismo, por fin!) y sí, [email protected] con ideas claras e intenciones mucho más definidas.
  • El bloque de Nutrición y cáncer del programa, EL MEJOR. Esto es exactamente lo que esperaba del congreso. Las charlas de Patricia Yárnoz, Bianca Muresan y Liliana Cabo, me encantaron. Amigos/as, esto es nutrición basada en la evidencia, y aplicación práctica en consulta.

A mejorar. Desde un punto de vista constructivo:

  • Programa. Los ponentes estaban encorsetados en un tiempo de 15 minutos. Se ve que el formato Naukas y similar ha provocado un efecto dominó y algunos congresos tratan de imitar el formato. Pero esto no es extrapolable a un congreso desde mi punto de vista. Esto provocó que excelentes ponentes, como la formada en la mesa de nutrición deportiva, se quedara en la orilla. Ser demasiado ambicioso y compilar decenas de ponencias en tiempos tan restrictivos….. piénsenlo.
  • Formato de presentación de los pósters. Es el peor congreso al que he asistido en este sentido. No había un espacio dedicado a los mismos, no se defendían.. dos pantallas mostraban los trabajos que iban apareciendo cada x tiempo. Esto deben repasarlo. Quien presenta un póster lo hace con la mejor intención y dedicación.
  • El peso de los factores psicológicos y sociales en la obesidad. Me ha llamado la atención, de los 15 minutos disponibles, muchísimas ponencias, dedicaban la tercera parte del tiempo (ummm, me quedo corto) a mencionar el enorme impacto que tiene los factores ambientales en el tratamiento de la obesidad. Seamos un poco más exigentes con nosotros mismos, hay evidencia disponible sobre intervenciones dietéticas combinadas con programas de actividad física, por poner un ejemplo, en el que los factores ambientales importan poco y la labor del DN, mucho. Términos Coach, Psicosocial, Educacional, los he oido hasta la saciedad. Seamos un poco más exigentes con nosotros mismos. Busquen las presentaciones dedicadas al bloque oncológico y verán a que me refiero.

Con este congreso he sentido que cerraba una etapa. Era la 4º comunicación presentada, relacionada con estudios que se han enviado para mi Tesis Doctoral (de un total de 5). Las comunicaciones posiblemente con esto las doy por finalizadas, no veo en este momento repitiendo este proceso, y la asistencia a congresos genéricos también. Foros específicos y con programas muy concretos serán mi próximo reto.

Nos vemos en la próxima!