Determinantes de la salud: de Marc Lalonde a Calos López-Otín

Podemos asignar el mérito de querer profundizar en los factores determinantes de la salud a Marc Lalonde, cuando ostentaba el cargo de Ministro de Salud Pública de Canadá, en 1974. (1) Sus postulados son estudiados en todas las carreras sanitarias a día de hoy. Recuerdo perfectamente durante el Grado en Nutrición Humana y Dietética, que cuando llegamos al Modelo Lalonde, tuve por primera vez la sensación de estar ante los factores causantes de la enfermedad.

Nunca olvidé los que según Lalonde, eran los grandes grupos responsables de que la población disfrute de una vida en ausencia de enfermedad, y son:

  • Responsabilidad del estado: determinantes económicos, sociales y políticos.
  • Responsabilidad del sector de la Salud: a) estilo de vida, b) factores ambientales, c) aspectos genéticos y biológicos y d) atención sanitaria.

En mi mente, durante varios años, que pueden extenderse desde el contacto con los apuntes a los 2-3 primeros años de ejercicio en consulta, intentaba trazar la relación de la presencia de alguna patología (entre ellas, la obesidad) con los determinantes de salud de Lalonde. Y puede hacerse. Enfermamos por una mezcla de factores que acaban desencadenando en la ausencia de salud y plenitud: pobre estilo de vida (importancia de la dieta, tabaco, alcohol, ejercicio físico…), factores ambientales (ambiente obesogénico, presión social económica, diseño arquitectónico de nuestros espacios públicos…), aspectos genéticos (predisposición debido a herencia) y atención sanitaria (pública vs privada…).

En el borrador de mi libro, que desconozco si verá la luz algún día, el capítulo 1 se titula Lalonde. Dediqué unas cuantas horas a documentar en que circunstancias el ministro desarrolló esta tesis. Con el paso del tiempo me había olvidado de los determinantes de salud aquí citados, ya no los relaciono en consulta con la presencia o no de plenitud personal.

Hasta llegar al capítulo 7 del excelente libro de Carlos López-Otín (1958), “La vida en cuatro letras“, titulado “La lógica molecular de la enfermedad”.

Cambios nutricionales, físicos, inmunológicos o emocionales, pueden cambiar las reglas del juego drásticamente, y son citados por este orden por el autor, como causantes de enfermedad, hasta el punto de tener el potencial de modificar genes, y provocar graves patologías.

Cuando lo leí no pude sentirme más comprendido. Debería denominarse el “Modelo López-Otín”. Con el paso del tiempo, el trabajo en consulta ha ido moldeando mi forma de ver las cosas. Puedo asegurar, con una rotundidad absoluta, que las personas padecen alguna patología/enfermedad, es por una combinación de factores entre los que destacaría: mala elección sobre nuestra dieta, actividad física diaria (ya sea en el trabajo o fuera del mismo) absolutamente en contra del propio sentido de nuestra especie, bioquímica/hemograma deficitario en marcadores clave (que pueden provocar un estado inmunológico deprimido) y estado emocional carente de bienestar con uno mismo, que da paso a insatisfacción, ansiedad, depresión.

Que el estado puede jugar un papel importante, por supuesto. Pero no nos engañemos. Nos hemos creado problemas nosotros mismos. Intentamos culpar a alguien de nuestra mala suerte. La letra de la canción “Badlands” de Bruce Springsteen, reza:

No te confundas, chica

el pobre quiere ser rico

el rico quiere ser rey

y un rey no estará satisfecho

hasta que lo gobierne todo

Quiero salir esta noche

Quiero descubrir cómo soy.

Bien podría explicar el extendido estado de insatisfacción emocional que tenemos, y que, no olvidemos, es causa de enfermedad. Acudimos a consulta, de lo que sea, intentado que el sanitario corrija nuestra situación mediante la intervención en una parcela exclusiva: dieta en el nutricionista, cafd en el ejercicio, endocrino en el sistema inmunológico o psicólogo en el emocional. No conseguiremos mejorar de verdad y alcanzar nuestro objetivo, sino es identificando y corrigiendo todos los aspectos que nos llevan a tomar malas decisiones en lo que respecta a nuestro estilo de vida.

Espero que sirva.

Abrazo #fighters.

Fuentes,

(1) Lalonde M. A new perspective on the health of Canadians. A working document. Ottawa: Government of Canada, 1974

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *