La merienda de los pequeños de la casa

La idea de este post parte del excelente trabajo que está haciendo SinAzucar.org y de las recurrentes consultas que recibo en consulta de padres interesados en saber cómo alimentar mejor a sus hijos.

Los que me conocen, saben perfectamente mi posicionamiento en relación al consumo de azúcar. A continución van una serie de imágenes de productos que seguro tu no compras, pero conoces a alguien que lo consume en el día a día. Tienes más fotos de productos muy conocidos en la web de SinAzucar.org. He elegido intencionadamente zumo, galletas, yogurt, gelatina y refresco. El motivo de centrarme en este segmento de productos es por que representan la mayor amenaza, son el tentempié del cole, la merienda del primo fuerte de Zumosol por la tarde y el postre de las comidas caseras que hace la abuela. Padres del mundo, es aquí dónde tenéis que poner el foco, NO en que si mi hijo no come las grasas de la comida, toma la mayonesa light o la leche desnatada. Cuando crees que unas galletas y un zumo es una buena merienda, que sepas que no lo es querido amigo.

Vaya por delante que no tengo absolutamente nada en contra de la industria alimentaria, todo lo contrario, nos facilitan mucho la vida, por ejemplo, en relación a la accesibilidad y seguridad, pero estas prácticas deben ser denunciadas.

48_don_simon_funciona

55_flanDhul0

43_fanta

56_gelatinaRoyal

40_chips-ahoy

Un poco de historia y teorías conspiratorias

En 1972 John Yudkin publicó el libro “Pure White and Deadly” (la traducción es puro, blanco y mortal) que demostró que el azúcar es perjudicial para la salud, pero cayó en saco roto. Los profesionales de salud y la industria callan desde hace décadas.

En 2013 la OMS comenzó un proceso de actualización de guías de ingesta y recomendación de consumo de azúcar. Consciente que está demostrado que esta sustancia (no puedo llamarlo nutriente) causa obesidad, principalmente en el entorno infantil (estudio) el daño del azúcar no se queda sólo ahí, sino que alcanza a patologías como Diabetes (estudio) e hígrado graso (estudio).

El diseño de guías no es sencillo. Dosis (% de ingesta recomendada), tipos (por ej. añadidos) y estructura (monosacáridos, disacáridos) pueden influir en el daño potencial.

Hay que reconocer que para la OMS no debe ser fácil lidiar con este asunto. Imaginad que alguien quiere acabar con el consumo del pretóleo, desde ya, antes de que consumamos todos los combustibles fósiles que existen. Se intuye que esta persona u organización puede acabar criando malvas.

En 2013 la OMS publicó Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases, (enlace pdf) en la que recomienda limitar al 10% de la ingesta calórica diaria el consumo de azúcar. The Sugar Association, declaró tras la publicación de este informe “ejercer todas las vías disponibles para exponer la dudosa naturaleza...” , amenazas de las que se hizo eco la presa, “Sugar industry threatens to scupper WHO” (como amante de las teorías conspiratorias y cine de espionaje, me dan ganas de seguir extendiendo el post por esta vía, pero igual aburro al lector, así que lo dejo aquí).

Que la OMS no ha conseguido ganar esta batalla es algo obvio. Pero que las influencias sobre el diseño de las nuevas guías de recomendación van teniendo impacto, es algo a tener en cuenta (estudio).

Por cierto, una última de teorías conspiratorias. Desde 1971 la industria del azúcar trabaja dentro del gobierno de los EEUU suavizando las recomendaciones sobre la reducción del consumo de azúcar y sobre el impacto de azúcar y caries. El azúcar que fabrican es la principal causante de las caries de los pequeños, pero no quiere que lo sepas. Para que se entienda. (estudio)

WHA63.14

En Mayo del 2010, 192 países miembros de los OMS firmaron la resolución WHA63.14 (enlace). El objetivo era restringir la publicidad de productos insanos así como las bebidas no alcohólicas dirigidas a niños y adolescelentes, con el objetivo de luchar contra el sobrepeso, obesidad y enfermedades no contagiosas, relacionadas con la dieta. En 2025, casi 3.000 millones de personas en todo el planeta tendrán sobrepeso u obesidad (enlace). El hijo de tu vecino (el tuyo no por supuesto, que no come estos productos) será un obeso del futuro inmediato.

El incremento de la obesidad en niños de casi todo el planeta es de tal magnitud, que puede ser que el sistema de salud tal y como lo conocemos, deje de existir por no ser viable de mantener. Algo así como las pensiones, que todos sabemos que en 40 ó 50 años no será lo que es hoy (y lo sabes). (estudio). Lo que es peor, los países que más están sufriendo esta epidemia, son los países en vías de desarrollo. Como si no tuvieran poco con la escasez de acceso a medicamentos para luchar contra enfermedades erradicadas desde hace décadas en países desarrollados, que tal si les enviamos refrescos, galletas y comida basura y los ponemos gorditos y son diabéticos dentro de un cuarto de hora, y entonces es necesario también venderles, por ejemplo, insulina….

nihms724800f1

En el gráfico de arriba tienes la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños de USA y algunos países.

Los menores de 5 años, el segmento diana

La industria sabe que aquí hay que poner el foco. Un par de ejemplos de productos, también sacados de SinAzucar.org y el azúcar oculto que contienen…

Papilla de cereales, de cada 35 gramos de producto, 11,34 son azúcar (tracatrá)

48_papillaBlevit (1)

O que tal una papilla para bebés de 6 meses, en las que cada 35 gramos, 9,2 sean azúcar?

49_papillaNestle (1)

O mejor, un zumito que está en fase de crecimiento. 9 terrones de azúcar por zumo.

27_bebida_soja_fresa_platano

Los niños menores de 5 años por una cuestión de preferencia biológica por los gustos sabores y salados son vulnerables, y presa fácil para la industria (estudio). No te preguntas por qué el hijo del vecino de 3 a 5 años se bebe un zumito de estos sin pestañear y sin embargo no es capaz de comer alimentos de verdad?. Frases, como “mi hijo no prueba la fruta“, “no le gusta el pescado“, “uf, la verdura, imposible” las escucho a diario. Los motivos son dos:

  • Los padres tampoco lo comen. Si tú no comes fruta de verdad (no la que está metida en un tetra brick), no esperes que tu hijo lo haga.
  • Si ya ha probado el dulce/salado …. el lío está formado.

Los pequeños son capaces de reconocer marcas y logos de la industria, (estudio) así que si logramos darle prontito productos altamente procesados, ya están pillados por la industria.

Si un niño es capaz de reconocer marcas, logos, de cadenas fast food, bebidas o alimentos procesados (con altas cantidades de azúcar, aceite de palma, sal) será más obeso que aquel niño que no sabe identificar estos elementos gráficos (estudio)

Esperemos que sirva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *